Livin' the dolce life

Self- Worth

Julio 3, 2017 7:01 pm

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Les cuento que el fin de semana largo me quedé en Lima. Aproveché de avanzar trabajo pues tenía muuuucho que hacer. Ayer domingo me he quedado trabajando hasta las 9pm. Entre sorpresas que les tengo con Dolce Placard, nuevas colaboraciones, videos y un súper evento que se viene el sábado 15 de Julio (así que vayan separando el día en su agenda), simplemente ando A FULL. Me encanta. Saben que amo lo que hago, pues lo hago con amor y recontra feliz de que mi pasión sea mi trabajo. Pero sigue siendo precisamente eso… mi trabajo.

Hoy estaba de reunión en reunión (esta semana no tengo vida tampoco, no saben) cuando me llegó un mensaje a mi WhatsApp de un representante de un programa de televisión de un canal nacional. No diré cuál, no es necesario. Me ofrecieron un segmento de videos tutoriales en el que doy tips en un programa dirigido para millennials. ¡Suena increíble! Es lo que hago y yo feliz de hacerlo en otra plataforma aparte de mis redes y YouTube. Desafortunadamente mi burbuja de felicidad se rompió cuando me dijo que lo hiciera sin retribución monetario por mi tiempo, esfuerzo y trabajo y que “me beneficiaría” pues saldrían mis redes sociales para que la gente me busque y me siga. No solo me ofendieron haciéndome sentir que mi trabajo no vale nada, sino que me ofendieron diciéndome que básicamente me harían un favor. Valoro el esfuerzo y dedicación que le doy a mi trabajo y que otras personas no lo hagas y, peor aún, lo menosprecien es realmente triste. Por supuesto que le agradecí y le dije mi posición frente al tema. Que estaba segura que yo haría un trabajo excelente y que estaría encantada de discutirlo mayor detalle en una reunión, pero que debería haber una acuerdo en que ambas partes estén conformes y contentas por lo que dan y reciben. A esto sólo me respondió una breve línea y “Slds“. Ni saludos completos se dignó en escribir el jóven (o quizás era tío, ni idea).

El punto es que no me dejaré vencer por esto. Todos nos cruzamos con personas o entes así en nuestra vida cuando trabajamos duro que tratan de aprovecharse de su posición. No valoran lo que podemos aportar. Personas que pasen por esos momentos deben sólo repetirse -“Yo valgo mucho. Yo trabajo duro y eso tiene un valor”. Para que otros te valoren primero debes valorarte tú mismo, y eso hice yo. Y no, no es cuestión de ego. Es cuestión de amor propio y trabajo duro. Otros se aprovecharán de tu o no te valorarán sólo si tú los dejas. No los dejes, ámate y deja tus alas alzarse.

 

Ph. Santiago García Arrué

Jeans & Chompa ZARA
Botines BUTRICH
Cartera PARIS

Sorry si el post fue medio largo, pero era algo que quería decirles a todos. ¿Alguna vez a alguno de ustedes han tratado de menospreciarlos tambien? ¿Los han tomado por hecho? Cuéntenme cómo hicieron. Valórense siempre, sea como personas, como trabajadores, como amigos, como los seres humanos que son y lo que pueden aportar a este mundo. ¡Los quiero!

-Didi

2 comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

All Rights Reserved. 2017, Dolce Placard

Desarrollado por Warma